El Acuerdo transpacífico.

P042715PS-0442

A principios de este mes de mayo de 2015, se reunieron en Washington el Presidente de los Estados Unidos de América Barack Obama y el primer ministro de Japón Shinzo Abe, a los efectos de comenzar a negociar la creación de un mega bloque comercial de la “Cuenca del Pacífico”.

Dicho acuerdo, de concretarse, influirá en las economías de nuestra Región.

Se estima que el Acuerdo, denominado de “Asociación Transpacífico (TPP)”, comenzaría con 12 países, incluyendo algunas de las mayores economías del mundo y trataría, entre otras cuestiones, de contrabalancear el creciente poderío comercial económico de China. Si llegara a materializarse, en la práctica se convertiría en el acuerdo comercial, regulatorio y de inversiones más grande del mundo.

Por Jorge V. Colatruglio y Gustavo Alves

Además de los Estados Unidos y Japón, las negociaciones del Acuerdo incluyen a Taiwán, Singapur, Australia, Canadá, México, Perú y Chile.

El acuerdo beneficiaría algunos países de América Latina, pero podría dejar aislados a los no participantes (Ej. Argentina, Brasil, Venezuela) de la economía global que se proyecta.

Opiniones formuladas por distintos economistas tienden a coincidir que México estaría entre los más beneficiados por este acuerdo, debido a su nivel de integración con la economía de Estados Unidos, expresando como ejemplo que las fábricas mexicanas que producen piezas automotrices y otros componentes para multinacionales estadounidenses, participarían en mayores exportaciones de Estados Unidos a Asia.

En cuanto a Chile y Perú, que ya cuentan con negociaciones previas con Estados Unidos y países asiáticos, podrían ver incrementadas sus exportaciones de algunos tipos de alimentos para atender demandas crecientes de los países participantes del Acuerdo.

La importancia que conceden a este futuro Acuerdo los países que lo están negociando, la da la premura que ha expresado el Presidente Obama, quien está tratando que el Congreso de su País autorice la firma del Acuerdo por la “vía rápida”, sin enmiendas legislativas posteriores.

Como corolorario de la situación descripta, se puede observar la importancia que puede llegar a tener para el comercio exterior de nuestro País, dado que varios de los posibles países firmantes del futuro “Acuerdo”, son competidores en la colocación, fundamentalmente, de productos alimenticios.

Al mismo tiempo, el “Acuerdo TPP”, puede ser el que impulse, definitivamente, que los países integrantes del Mercosur, se decidan a entablar negociaciones serias con otros sistemas de integración y dejen de lado sus diferencias que las están impidiendo.

Finalmente, es importante mencionar que, al mismo tiempo, Estados Unidos y la Unión Europea, llevan bastante avanzadas las negociaciones para crear una Zona de Libre Comercio, llamada “Alianza Transatlántica”, la cual, de concretarse definitivamente, se quedaría con aproximadamente el 50% del comercio mundial.
Fuente: “Miami Herald” – Mayo/2015

Colaboración de:
CPN Jorge V. Colatruglio
Lic. Gustavo Alves